No se a vosotros pero a mí me resulta muy fácil caer en la tentación de los tejidos, no acabo de decidirme por uno y ya estoy pensando en otro. Adoro nuestras sillas del comedor;  unas Louis Ghost blancas con unas líneas preciosas, muy cómodas, robustas...

EN ES