Uno de mis pequeños grandes placeres son las flores frescas, cada semana caen algunas y es que no hay nada como despertarse con un bonito bouquet encima de la mesa del comedor o llegar a tu floristería y ver que ha vuelto la temporada de peonías...llamadme tonta pero es algo que me hace felíz!.

Las flores (sobretodo algunas variedades) son un placer algo caro en ocasiones y a todos nos gusta conservarlas el mayor tiempo posible. A lo largo de los años he aprendido varios trucos intentando que mis flores se mantuviesen frescas por más tiempo y éste post vá dedicado a ello.

EN ES