La sed de la Guajira.